jueves, 9 de febrero de 2017

Enemigo Público nº 1 de la Inclusión: Los Problemas de Conducta

Cuando imaginamos una escuela abierta a la participación de todos, donde alumnos con discapacidad o problemas de aprendizaje participan en aulas con un diseño multinivel, formando grupos de base en estructuras cooperativas y progresando en sus aprendizajes, queremos ver un aula en armonía trabajando con las premisas de ayuda y respeto mutuos. 

Imagen de Pixabay con Licencia CCO

Sin embargo esto no es lo que ocurre, por desgracia, en una gran parte de las ocasiones. Pienso que cualquier docente abierto al cambio de esta propuesta inclusiva estaría dispuesto a formarse en metodologías activas, en eliminación de barreras y en ajustes curriculares, pero cuando la diversidad no viene marcada por las barreras a la discapacidad, la limitación o la dificultad, sino por la conducta, el panorama varía sustancialmente.