viernes, 27 de abril de 2018

La coordinación docente: ¿aliada o enemiga para el cambio?

Durante el proceso de transformación que estamos intentando impulsar desde muchos sectores para que la Escuela se adecue a todos los alumnos a los que da cabida, sin hacer distinciones excluyentes, hemos venido lanzando multitud de ideas para la implantación de un sistema inclusivo en las aulas.

Imagen de Pixabay con Licencia CCO


El Diseño Universal de Aprendizaje, el diseño Multinivel, las Inteligencias Múltiples, la autoevaluación de centros con el Index, la incorporación del ABP como herramienta favorecedora de la inclusión, el trabajo cooperativo, la Docencia Compartida... Todas estas propuestas las hemos ido desgranando en varios posts de este blog y también con las aportaciones fundamentales de compañeros como Milagros RubioCoral Elizondo, José Blas García o María Eugenia Pérez.

Sin embargo la acción docente solitaria e individual hace que estas propuestas se conviertan en un verdadero calvario, en cuanto a tiempo y trabajo dedicado a la planficación de los ajustes necesarios que cada diseño didáctico requiere, para que la inclusión se convierta en una realidad en las aulas.

Este "docente suicida" al que hemos -me tomo la libertad de incluirme- convencido para ofrecer a la diversidad de sus alumnos una respuesta educativa en la que cada uno de ellos pueda desarrollarse y progresar como persona activa y participativa en el grupo al que pertenece, termina por desistir ante la dificultad que le supone enfrentarse a esta montaña desde la soledad.

Imagen de Pixabay con Licencia CCO

domingo, 8 de abril de 2018

La historia de "ParAlgunos": un currículum con corazón

Una vez me confesó una persona que conocí, que desde que el verdadero sentido de la inclusión de todos los alumnos entró en su vida se sentía algo confusa y quizás triste. 
Confusa por no saber cómo cambiar las cosas, y triste por darse cuenta de lo que habíamos estado haciendo todos estos años con estos niños. 

Al cabo de unos meses me envió este regalo en forma de cuento al que no tengo más que añadir que su pura esencia:

Imagen de Pixabay con Licencia CCO


jueves, 5 de abril de 2018

Alternativa y Elección: dos palabras clave en la Escuela para Todos

El Diseño Universal de Aprendizaje (DUA) pone el foco de atención en el diseño del currículo escolar para explicar por qué hay alumnos que no llegan a alcanzar los aprendizajes previstos. Y básicamente se reduce a que el currículo general está diseñado para unos pocos alumnos, pero no para todos. Es lo que ha venido en llamarse "Currículo Discapacitante"

Imagen de Pixabay con Licencia CCO

El Diseño Universal de Aprendizaje viene a proponer un currículo que ofrezca "alternativas" diferenciadas a los alumnos desde los tres principios que plantea:
  1. Principio I. Proporcionar múltiples formas de representación de la información y los contenidos (el qué del aprendizaje), ya que los alumnos son distintos en la forma en que perciben y comprenden la información.
  2. Principio II. Proporcionar múltiples formas de expresión del aprendizaje (el cómo del aprendizaje), puesto que cada persona tiene sus propias habilidades estratégicas y organizativas para expresar lo que sabe.
  3. Principio III. Proporcionar múltiples formas de implicación (el porqué del aprendizaje), de forma que todos los alumnos puedan sentirse comprometidos y motivados en el proceso de aprendizaje.
En definitiva se trata de que cada vez que diseñemos una situación didáctica del aula pensemos en una variedad de formatos diferentes de actividad, ofreciendo un abanico de ALTERNATIVAS con las que los alumnos, todos los alumnos del aula, podrán ELEGIR.

ALTERNATIVA más ELEGIR

Son estas dos palabras que deben quedarse grabadas en nuestras mentes docentes: ALTERNATIVA y ELEGIR. Y es que ambas suponen un cambio substancial en nuestra forma de entender la atención a la diversidad, ya que nos brindan la oportunidad de diseñar currículos abiertos, con diferentes opciones para que los alumnos puedan comprender y expresarse seleccionando aquellas vías o recursos que mejor se adecuen a sus posibilidades.
Pero hagamos un alto para analizar estas dos palabras de cambio:

Alternativa, según la RAE significa:

3. adj. En actividades de cualquier género, especialmente culturales, que difiere de los modelos oficiales comúnmente aceptados. Cine alternativo. Medicina alternativa.

4. f. Opción entre dos o más cosas.

Entre estas dos definiciones que nos ofrece la RAE podríamos sintetizar que el DUA pretende ofrecer diferentes opciones entre dos o más cosas que difieran de lo comúnmente aceptado. 

Por otra parte, el término elegir significa, según la RAE:

1. tr. Escoger o preferir a alguien o algo para un fin.

Si unimos la palabra "alternativa" a la de "escoger" estamos propiciando situaciones de autonomía y de libertad en las aulas. 

Alternativa y Adaptación Curricular

Pero un factor en el que incide de manera directa el DUA es en que en la elaboración de actividades "alternativas" no debemos estar condicionados por la presencia de un determinado alumno al que le adaptamos la forma en la que le vamos a presentar la información y la forma en la que le vamos a pedir que nos la ofrezca. Esta alternativa, bien entendida, implica que debemos crear actividades con múltiples opciones que pueden beneficiar a otros muchos alumnos del aula, del ciclo o del centro. 
Con ello, si nos limitamos a ofrecer una alternativa concreta para un alumno concreto del aula, seguiremos realizando una adaptación de la actividad, sin que se aporte nada nuevo a la idea de Diseño para todos. 

Imagen Vista en TourAdapt

Como en la imagen de arriba, si nos quedamos en la mera alternativa para un alumno concreto, estamos relegando su entrada al evento por una sola puerta diseñada para ellos, mientras los demás entran por otro sitio. Lo ideal sería diseñar entradas por las que puedan pasar los alumnos según su propia elección personal.
Cuando pensamos en la actividad como alternativa, pensamos en la creación de un diseño diferente, atendiendo a las necesidades de nuestro alumnado de cara a eliminar barreras a la participación.

Ofrecer una alternativa para determinados alumnos del aula 
es ajustar la actividad a sus necesidades

Sin embargo, cuando pensamos en la palabra elección, debemos despojarnos del estigma de alumno con dificultad y abrirla a la elección libre por parte de cualquier alumno de nuestra clase. Es por ello por lo que el diseño de estas actividades debe ofrecer una amplia gama de recursos que permitan la libre elección de cada alumno según sus propias posibilidades, deseos o preferencias personales.

En síntesis, lo que propone el DUA es ofrecer esas alternativas per se, sin que lo hagamos porque tenemos un alumno tal o cual. Esto ayudará a que, una vez diseñada nuestra propuesta curricular, si se le ofrece a algún alumno con alguna dificultad en el aprendizaje, es muy probable que este alumno pueda elegir la vía que más fácil le resulte, y que la adaptación curricular de la actividad se minimice, o incluso llegue a desaparecer.

NO DISEÑAMOS ACTIVIDADES DIFERENTES PARA ALUMNOS DIFERENCIADOS

DISEÑAMOS ACTIVIDADES DIFERENTES PARA LA LIBRE ELECCIÓN DE NUESTRO ALUMNADO

Desde esta perspectiva el DUA cobra fuerza en el sentido de que nuestros esfuerzos docentes por crear actividades diversas se utilizan para que sean trabajadas por todos los alumnos, que pueden tener una diferente forma de procesar la información a la ofrecida en el modelo tradicional.

El trabajo coordinado de los departamentos, equipos de ciclo, ETCPs y claustro en general ayudarán a maximizar el rendimiento de nuestras creaciones, ya que diseñamos para cualquier grupo, aunque posteriormente añadamos o quitemos elementos para ajustarnos aún más a las necesidades concretas del aula.

Por eso, en este momento del trabajo con prácticas inclusivas, la difusión de nuestros trabajos y compartir diseños, recursos y actividades Universales es fundamental para minimizar esfuerzos.

¿Te animas a compartir tus diseños universales?


Puedes hacerlo en el hashtag #DiseñosDUA